Las llamas consumieron ensayos y líneas de investigación. Se logró salvar animales, el edificio y los laboratorios. Los daños solo fueron materiales. 

El fuego no cede en la provincia de Corrientes, más allá de un leve alivio y ayuda que provocó un descenso de la temperatura y leve registro de precipitaciones por estos días. Sin embargo, la situación sigue siendo delicada y favorable para el avance del fuego, con un sequía sin precedentes.

Bajo esta situación, las llamas y los incendios, además de provocar un daño irreparable, ya afectando, de acuerdo a los datos más reciente del INTA, a más de 500.000 hectáreas también causando otro de tipo de siniestros.

Justamente, el INTA Mercedes fue noticia este fin de semana porque el fuego alcanzó las instalaciones de la estación experimental el viernes al mediodía y estuvo activo hasta el sábado por la mañana. Así consumió hectáreas de trabajos e investigaciones de 50 años, dicen las informaciones locales.

De acuerdo a los datos, los daños son materiales ya que las llamas quemaron el 95% del campo y también destruyeron instalaciones animales, incluyendo alambrados, bretes y corrales. Al respecto, aclararon que se consiguió salvar a los animales, mientras que el trabajo de los brigadistas salvó el edificio, laboratorios, oficinas y vehículos.

Acciones
Bajo este contexto, informaron desde Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF), este sábado, que más recursos se están sumando a la tarea del combate de los incendios en la provincia del Litoral en la cual, según datos del INTA, ya afectó a más de 500.000 hectáreas.

Ahora, indicaron que sumaron 2 aviones hidrantes y otros 45 brigadistas convocados por el Servicio. El refuerzo de recursos se incorpora al despliegue actual que consta de 4 aviones hidrantes y 1 helicóptero, junto a 93 brigadistas y personal de apoyo convocados por el SNMF y Parques Nacionales. También hay 2 autobombas, equipamiento y móviles de apoyo.