Este domingo 6, el Gobierno Municipal, a través de la Dirección de Salud, acompañado por voluntarios de la Iglesia Evangélica “Cristo es la Roca”, llegaron a los parajes Capí Varí y Arroyo Grande, zonas de las más afectados por la sequía e incendios, donde entregaron a los vecinos las donaciones de agua potable que se recolectó durante la semana.

Es importante destacar el gran trabajo de las dependencias municipales que llevan a cabo esta campaña de recolección de agua, como así también el acompañamiento de las diversas instituciones, iglesias y cultos que colaboran con el fin de asistir a los vecinos de la zona rural.

Por otra parte, el Director de Salud Municipal, Lic. Ramón Oscar Lacour, junto a su personal realizaron operativos de forma gratuita y confirmaron que esta actividad se seguirá llevando a cabo en otros parajes.