«Y en medio de todo… la tristeza de un accionar irracional…» arranca el descargo de los directivos de la Escuela 579 que no encuentran explicación para semejante acto de violencia donde además funciona la secundaria. SE PIDE A LA POBLACIÓN DATOS PARA IDENTIFICAR A LOS MALVIVIENTES.

En el día de hoy, pleno siglo XXI, cabe preguntarnos: evolucionamos??…, a medida que pasa el tiempo, nos hacemos más humanos???
Pareciera que en la era de la tecnología y de las grandes conquistas de las libertades… la IRRACIONALIDAD, la pérdida del sentido común, nos DESHUMANIZA.
En circunstancias desconocidas, y amparados seguramente por la oscuridad, desconocidos ingresaron a nuestra casa, (sí, porque para todos los que trabajamos o estudiamos o tenemos nuestros hijos o familiares en nuestro colegio, lo sentimos : nuestra casa) y rompieron, vandalizaron, parte de la misma.
Nos invade una tristeza al sentir que hay gente que no valora o no dimensiona lo que significa una escuela, un colegio, o cualquier servicio cualquiera, que pudiéramos tener en nuestro paraje.
Romper un artefacto, un mobiliario, parte de las instalaciones, nos cuesta A TODOS, porque si bien es cierto que es el Estado quien responde, son los recursos que todos los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos.
Qué importante sería darnos cuenta de que quien hizo esto, afectó a sus hermanos, hijos, sobrinos, vecinos…
Que este hecho nos ayude a cuidar entre todos el bien común, nuestra casa… entendamos que allí donde no hay escuela, NO HAY FUTURO.
Desde las dos instituciones que compartimos el mismo espacio ( Escuela primaria 579 y Colegio Secundario Boquerón) expresamos nuestro profundo dolor y preocupación.