Carta de nuestro Intendente al cumplirse 50 días del inicio del aislamiento

El intendente Diego Caram redacto esta carta a todos los ciudadanos de Mercedes

Hoy cumplimos 50 días del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio; 50 días que nos han desafiado a dejar de lado costumbres y aprender nuevos comportamientos. Sé, al igual que cada uno de ustedes que no ha sido fácil, y seguramente no lo será de aquí en adelante. Por eso quería escribirles y contarles algunas novedades y metas alcanzadas.

En primer lugar, reconocer el valeroso trabajo del personal municipal que está al frente de esta batalla y el gran equipo de seres humanos que me acompañan todos los días. Agradecer, a las instituciones de nuestra ciudad, comerciantes y cada vecino/a que se acercó hasta el municipio y ofreció su ayuda. Destacar la solidaridad de la Sociedad Rural de Mercedes, los productores locales, casas consignatarias y vecinos de la zona rural que brindan su apoyo y acompañamiento, ayudándonos a llegar a cientos de mesas de familias vulnerables a través de la asistencia brindada por el Gobierno Municipal de Mercedes. Rescatar la labor incansable de los agentes de la salud que, desde su lugar, todos los días trabajan para cuidarnos. Como así también, es digno de resaltar el trabajo de las voluntarias que sin cansancio confeccionan barbijos. Agradecer, a quienes comprenden la importancia de cumplir las nuevas reglas, sabiendo que hoy es necesario poner los intereses generales por sobre los particulares, y es hora de cuidarnos para cuidar al de al lado. Gracias al esfuerzo y el compromiso de todas y todos.

Nuestra ciudad se halla en el centro geográfico de la provincia de Corrientes y es atravesada por dos rutas nacionales y varias rutas provinciales, las que la hacen una localidad de tránsito intenso; además de tener muchos accesos que la conectan con estas vías. Sabrán comprender entonces que el control para mantener el aislamiento es un tanto más complicado, pero aun así venimos realizando una tarea digna de destacar.

La semana pasada hemos gestionado ante Agustín Rossi, Ministro de Defensa de la Nación, el apoyo logístico del Ejército Argentino en las tareas realizadas en el acceso de nuestra ciudad; de este modo podríamos habilitar a los agentes de la Dirección de Tránsito para que cumplan con sus funciones habituales en las calles de nuestra ciudad; como así también a los profesionales de la Dirección de Salud para que regresen a sus puestos de trabajo en los barrios, y la Policía podría patrullar Mercedes, prevenir delitos y evitar desmanes. El martes pasado, y por orden de las autoridades nacionales, los efectivos del Ejército se hicieron presentes en el control realizando una tarea sobresaliente, con miras claras en la prevención y el cuidado de todos los mercedeños.

Lamentablemente esto no fue bien visto por las autoridades de nuestra provincia, quienes el miércoles me comunicaron por vía telefónica que la Policía de la Provincia de Corrientes estaría a cargo del puesto de control y no permitiría la tarea del Ejército Nacional. Luego de reuniones con los Comisarios de nuestra ciudad, los efectivos del Ejército abandonaron sus tareas y debimos solicitar a la Dirección de Tránsito volver a la actividad en el control del acceso norte de Mercedes para ser refuerzo de la Policía de la Provincia de Corrientes.

Creo necesario compartir estas novedades con ustedes, son mis vecinos y se de la preocupación por la situación que estamos atravesando. Venimos realizando una tarea coordinada con varias instituciones y organizaciones del medio, manteniendo una comunicación fluida. Sabemos que son tiempos de sumar y no de restar, de construir y crear puentes en base al dialogo.

Como ya lo he advertido, el hecho de tener a nuestra policía apostada en el acceso, hace que descuiden sus tareas habituales, y la inseguridad también es un flagelo que debe ser atendido, más aún en estos tiempos donde todo cuesta un poco más.

Permítanme entonces agradecer la predisposición del Teniente Coronel Guerra y su personal; como así también a la Gendarmería Nacional, siempre abiertos a realizar acciones en conjunto y brindar apoyo cuando la situación lo amerita.

Nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo más seguiremos con estas medidas de prevención, pero de algo debemos estar seguros: cuidándonos, estamos cuidando al que está a nuestro lado. Por eso, les pido que no bajen los brazos, que sigamos tomando todas las medidas que sean necesarias para prevenir el contagio y evitar que el virus ingrese a Mercedes.

De nuestra parte, hay un grupo de seres humanos, con un corazón enorme, que me acompañan en cada decisión que tomamos, pensando siempre en que nuestra ciudad sea la más linda y sana. Deseando que cuando nos volvamos a encontrar un domingo familiar, no falte nadie a la mesa.
Gracias, por el cariño de siempre. Saben que los quiero.
Diego Caram
09 de mayo de 2020