Lamentablemente el siniestro registrado ayer en horas de la mañana tuvo como saldo la pérdida total de la vivienda en cuestión, el municipio ya asistió con algunos muebles y ya se presupuestó los materiales para reconstruir.
El siniestro se registró en el Bajo Flores por calle Yapeyú entre Caá Guazú y Yatay, en la mañana del 12 de febrero. Dos dotaciones de Bomberos trabajaron en el lugar. El incendio aparentemente se inició desde el garaje y se propago por las piezas que están en alquiler.
El municipio en horas de la siesta envió a las asistentes sociales, y según pudo saber este medio se le brindo “heladera y cocina, más algunos otros elementos” y el área de Vivienda Social en horas de la tarde se acercó al lugar para presupuestar los materiales que se necesitan para la reconstrucción de las piezas afectadas.