El Partido Justicialista-Distrito Corrientes, a través de sus autoridades; el Frente de TODOS Corrientes, a través de sus candidatos, candidatas y fuerzas que lo integran; manifiestan su más *enérgico repudio a los hechos de violencia política* ocurridos contra la sede partidaria de Salta 663 (a media cuadra de Casa de Gobierno) y contra el despacho del diputado provincial Justicialista Martín Barrionuevo de 25 de Mayo 948 (frente a Casa de Gobierno).

En ambas dependencias, partidaria y oficina legislativa, se produjeron ataques vandálicos en horas de la noche en pleno microcentro capitalino; *zona con alta presencia policial permanente* por las oficinas públicas que existen en la zona y porque se encuentra *a escasos 100 metros de la Jefatura de Policía* de la Provincia.
En la mañana de este miércoles 23, las autoridades del PJ encontraron las puertas y ventanas de acceso -de la sede de Salta 663- con perforaciones y marcas de forcejeo en las cerraduras. Mientras situación que se registró en la oficina legislativa del diputado Barrionuevo con cerraduras forzadas, vidrios rotos y aberturas forcejeadas.
El Partido Justicialista-Distrito Corrientes y el Frente de TODOS Corrientes advierten la gravedad institucional de estos hechos de *violencia política*, acciones *antidemocráticas* y clara *intolerancia ciudadana* que se producen a muy pocos días de la elección nacional del 27 de octubre.
Exigen a las autoridades provinciales correspondiente el inmediato esclarecimiento de los hechos a fin de *preservar la sana convivencia institucional, proteger la paz social y juzgar a los responsables*.
El Partido Justicialista-Distrito Corrientes y el Frente de TODOS Corrientes ratifican también la voluntad política e instruccional de *preservar las intuiciones, ser garantes de la tolerancia política y trabajar por el fortalecimiento de la Democrácia*.