Valdés inauguró obras en el ISFD y ratificó el compromiso con la formación

El gobernador Gustavo Valdés comenzó ayer una nueva recorrida por el interior, con una visita a la localidad de Mercedes. Luego de haber estado durante el fin de semana en Saladas, Santa Lucía, Lavalle, Esquina y Caá Catí, la presencia de ayer fue para encabezar un acto en un Instituto de Formación Docente, donde se inauguraron ampliaciones y refacciones generales, y además realizó la entrega de inmobiliarios a distintos establecimientos educativos de la zona.
El acto tuvo su inicio con el izamiento de bandera. El gobernador Valdés arribó a la institución educativa alrededor de las 10 de la mañana, y consecutivamente la Banda Sancti Espíritu, batallón de monte 21 de Mercedes, procedió a ejecutar las estrofas del Himno Nacional Argentino entonadas por los alumnos, docentes y autoridades presentes.
Mediante el acompañamiento del gobernador de la provincia y de la ministra de Educación, Susana Benítez, se hizo entrega del mobiliario escolar en los que se destacaban pupitres, sillas, armarios, escritorios docentes, estantes para libros, y una partida de sillas universitarias de caño reforzado, computadoras y banderas de ceremonias nacional y provincial.
También se adjudicaron otros elementos a distintos establecimientos educativos de la zona, y una silla de ruedas a un alumno.

Un impulso al desarrollo

“Más importante que hacer el edificio es saber por qué lo estamos haciendo y entenderlo”, reflexionó Valdés, al iniciar su discurso. En ese sentido, realizó una breve reseña histórica acerca de cómo se fue dando el crecimiento de las sociedades, tanto en América del Norte como en el Sur, y recordó que en Argentina, desde la generación del ‘80, “se comenzó a concebir un modelo diferente, esa que con Sarmiento entendieron que era necesario: el conocimiento para poder progresar y comenzar a pensar una educación”.
Fue así que aseguró que “fueron nuestros docentes los que hicieron la construcción de la República Argentina, por eso el país se funda alrededor de la escuela, que son los que van educando, creando y formando” y por eso “sabemos cuál es la responsabilidad del Estado nacional y provincial con la educación”.
Valdés recordó que la sanción de la Ley 1420 es la que le ha dado mayor volumen a la educación pública y mayor magnitud a la educación obligatoria, expresando luego que a principios de 1900 llegó la revolución del conocimiento en las universidades, “abriendo las puertas para que todos los habitantes puedan recibir educación superior gratuita”, subrayando que también se dieron pasos gigantescos, al convertirse la “educación secundaria en Argentina”.
“Hace dos años dimos un paso que va a marcar en el tiempo el camino de la educación pública: convertimos en obligatoria la educación desde los 3 años”, resaltó.
“Se dividieron en dos las responsabilidades del Estado nacional y provincial. La Nación se quedó con el manejo de las universidades y las Provincias con los niveles secundario, primario e inicial de la educación pública. Tamaña responsabilidad es la que tenemos”, dijo.
Al dirigirse a los presentes, Valdés garantizó el compromiso de los recursos del Estado: “construir edificios como este en todos los rincones de la provincia, fortaleciendo la educación pública y superior, tenemos la convicción de dar pasos hacia adelante”, sostuvo.
A la vez que planteó que los desafíos en materia educativa son enormes, teniendo en cuenta que el mundo va cambiando de manera inexorable. En ese sentido, remarcó la responsabilidad que tiene este Instituto en formar a los docentes en la “era tecnológica, el nivel terciario es el de la formación en todos los niveles, apuntando a buscar conceptos a través de Internet o Intranet, relacionado con el mundo en donde está el 92 por ciento del conocimiento humano”.
Valdés fue elocuente, al decir que los “hombres y mujeres que hoy se están formando en esta casa, tienen la responsabilidad y la obligación de ser los mejores profesores” y culminó afirmando que “entre todos vamos a seguir trabajando para construir la provincia de Corrientes que todos soñamos”.
La ministra de Educación, Susana Benítez, expresó por su parte su beneplácito por poner en marcha “esta nueva era del saber, de la educación superior” y afirmó que quienes se formen en ella, sean docentes o técnicos superiores, serán las personas que “tendrán en sus manos la responsabilidad de la educación y la formación para el trabajo”.