Mercedeño: Tiene 11 denuncias por acoso sexual pero lo dejaron libre

03/11/2018 Un sujeto fue liberado por la Justicia pese a tener 11 denuncias por acoso sexual y ataques a mujeres en la vía pública. El testimonio de las víctimas.
Por Nicolás Santomé
Caminar por el conurbano puede ser una actividad difícil para cualquier persona, pero mucho más si esa persona es mujer y vive en una sociedad patriarcal, donde la Justicia parece no haber entendido aún todo lo que ello significa.

En la localidad de Juan María Gutiérrez, partido de Berazategui, al menos 22 mujeres fueron víctimas de Víctor Zarza, un acosador y abusador al que la Justicia decide mantener en libertad. Parece, como históricamente lo ha sido, que los testimonios de estas mujeres no valen nada.

 

Zarza acosó a decenas de mujeres en las inmediaciones de Camino General Belgrano y calle 422. Esa zona, de pastizales altos que el Municipio solo corta cuando los reclamos de los vecinos llegan a sus oficinas de a decenas, era hasta hace poco el lugar en el que el agresor esperaba a sus víctimas para atacarlas. 22 mujeres aseguran haber sufrido ataques por parte de Zarza. 11 se animaron a denunciarlo ante la Justicia.

Testimonios

Karina, una de esas 22 víctimas, relató a PeriódicoElProgreso.com que fue atacada en horas del mediodía del 18 de octubre. “Salía de trabajar en el Country (El Carmen) y a la altura del puente del arroyo (Baldovinos) el degenerado quiso agarrarme. Gracias a Dios pude zafar porque no sé que hubiera pasado”, relata con angustia.

El agresor “me quiso agarrar. Se bajó los pantalones y me mostró el pene para que le practique sexo oral. Por suerte pude zafarme y escapar. Gracias a Dios una mujer que me escuchó gritar salió y me ayudó”, relató Karina.

La mujer contó que gracias a los vecinos y a otros testimonios, pudieron identificar a Zarza. Fue así que realizaron la denuncia en la Comisaría 3ra. de Gutiérrez, cuyo personal, explica, se portó muy bien con ella.

Otra mujer, que pidió reserva de su identidad, relató un hecho similar al de Karina. “Lo viví tal cual relató ella (Karina). Es el mismo tipo. Lo crucé de día en esa zona, me miró y comenzó a masturbarse delante mío. Intentó agarrarme y pude escapar. Es un pibe que anda en bici pero que ahora está desaparecido”, contó.

Liberado por la Justicia
Pese a todo lo relatado, que coincide con otros testimonios de mujeres de la zona, la Unidad Funcional de Instrucción Nº 8 de Quilmes, a cargo de Alejandro Ruggeri, caratuló su caso como “exhibiciones obscenas”. Sin embargo, cuenta la mujer, “a mi me quiso agarrar. Se bajó los pantalones y quiso agarrarme. ¿Como puede ser que lo liberen?. Así estamos”, se resignó Karina.

Lamentablemente, la Justicia de nuestro país aún no ha sintonizado con los cambios de época y parece querer seguir avalando estas prácticas. Mientras miles de mujeres caminan con miedo por las calles del conurbano (la zona con más femicidios del país), los acosadores, abusadores y violadores parecen gozar de cierta impunidad que les permite caminar tranquilos. Ellos sí caminan tranquilos.

* Si vos o alguna mujer que conocés sufre violencia de género, comunicate al 144, es una línea telefónica nacional gratuita que brinda contención, información y asesoramiento.