Corrientes, entre los distritos que recibe menos partidas para obra pública

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) indica que el 42 por ciento de las partidas se destinarán a Buenos Aires (22%) y la Ciudad Autónoma (20%), mientras que Córdoba recibirá el 4,5% y Santa Fe, el 4,3%.

Doce provincias, la mitad del total de los distritos, acumulan menos del 10% del gasto. No obstante, el 25% del gasto no tiene una asignación provincial específica, pues en algunos casos la obra en cuestión abarca más de un distrito o se realiza en todo el país, según el informe.

Sin embargo, desigualdades de semejante tamaño se deben a que cerca del 40% de la población del país se conglomera en la Capital del país y en el Conurbano, estima el estudio. Si se calcula el promedio de gasto por habitante proyectado con la asignación a cada provincia, los datos se emparejan. La Capital ($188.786) es el distrito con mayor gasto per cápita, pero se debe a que allí funciona la mayoría de las dependencias federales.

El resto de las provincias presenta un nivel más o menos parejo, con Río Negro ($60.446), Tierra del Fuego ($55.502) y La Pampa ($54.924) -distritos de escasa población- a la cabeza. Formosa ($33.887), Misiones ($33.377) y Chaco ($33.035), tres de las jurisdicciones más pobres, presentan los promedios más bajos. Según el Iaraf, teniendo en cuenta la cantidad de población de cada jurisdicción, el promedio per cápita del país sería de $65.276, y si se excluyera a Caba por albergar las dependencias nacionales sería de $38.274.

Curiosamente, el gasto per cápita en la provincia de Buenos Aires es inferior a la media nacional al alcanzar los $37.117, al igual que Santa Fe ($35.658) y Córdoba ($35.586). Los $210.941 millones (1,7% del PBI) destinados al gasto de capital ayuda a comprender cómo se distribuyen las partidas de infraestructura.

El 38% del gasto de capital total no tiene una asignación específica a provincias, en cuanto es clasificado como “Nacional” o bien “Interprovincial” (caso en que se conoce que el gasto afecta a dos o más provincias), o no tiene clasificación geográfica, señaló el estudio.

De la porción definida, nuevamente Buenos Aires (15%) y Caba (10%) son los principales destinatarios, seguidos esta vez por Santa Fe (4,6%) y Río Negro (3,2%). Para 2018 se espera que estas transferencias lleguen a un monto de $140.147 millones (incluyen $25.618 millones de Fondo Federal Solidario, una transferencia de capital automática al sector público). Si se considera el gasto presupuestado en Inversión Real Directa (IRD) para el 2018, se tiene que Río Negro ($6.645), Caba ($3.357) y La Pampa ($3.137) serán las principales jurisdicciones receptoras de este gasto, que en términos per cápita superaría con creces a la media prevista para el consolidado provincial de $1.399 por habitante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: