Los ocho puntos clave del caso que sacudió al país: la desaparición Cristian Schaerer

El 21 de septiembre de 2003, el joven fue capturado en la puerta de su casa. Pese a que se pagó el rescate nunca se supo que ocurrió con el joven..

“Nunca perdí la esperanza de encontrar a este hombre para saber donde está mi hijo”, fueron las palabras de Pompeya Gómez, madre de Cristian Schaerer, al enterarse de que fueron arrestados los principales acusados por el secuestro del joven, que es buscado desde hace catorce años. Estos son ocho puntos claves para recordar el caso que conmocionó a todos:

– Secuestro. Para entender el caso hay que remontarse a la medianoche del 21 de septiembre de 2003. Cristian, de por entonces 21 años, fue secuestrado en la puerta de su casa, en el barrio Las Tejas de la ciudad de Corrientes.

– Rescate. El 5 de noviembre de ese año, la madre de Cristian pagó 273 mil dólares de rescate en la ciudad paraguaya de Ciudad del Este, pero el joven nunca fue liberado por sus captores y hasta hoy se desconoce qué ocurrió con él.

-Sospechas. En un principio, se creyó que el secuestro de Cristian podía deberse a un ajuste de cuentas con su padre, Juan Pedro Schaerer, conocido como “El Vasco”. El hombre había sido ministro de Salud en Corrientes y se encontraba prófugo en Paraguay desde mediados de 1999 cuando decidió escapar de la Justicia correntina luego de ser acusado en ocho causas por delitos de corrupción como peculado, malversación de fondos, administración infiel, entre otros, en su época de funcionario.

– Investigación. Durante la investigación se determinó que los secuestradores lo mantuvieron oculto en varios lugares: la localidad de Saladas, a 100 kilómetros de la capital provincial y en la ciudad correntina de Paso de los Libres. Cristian casi es liberado cuando estuvo en una casa rural en Paso de los Libres, pero un suboficial de la Policía Federal alerta a la banda y ésta lleva a Schaerer a la ciudad brasileña de Uruguayana.

Cristian Schaerer Foto:cedoc
Cristian Schaerer Foto:cedoc

-Audio. Para exigir el pago del rescate, los secuestradores enviaron un audio del joven de 10 minutos. “Si ustedes no pagan me van a matar. Quiero vivir, por favor pagá, papá. Quiero tener hijos, formar una familia, vivir de mi profesión”, rogaba Cristian a su padre. “Tengo veintiún años y muchos proyectos. No molesten a los secuestradores, pagá por mi vida, si no, me muero. Estoy destruido, todo lastimado. Tengo la rodilla, una pierna y la cabeza golpeadas. Tengo diez kilos menos, me falta un diente. Estoy todo mutilado. Me pegan todo el día. Si me ves no me vas a reconocer”, suplicaba.

– Caso Cubas. A los cabecillas de la banda que capturó a Schaerer se les atribuyen además varios crímenes en Paraguay, entre ellos, los secuestros de Cecilia Cubas –hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas Grau–, de las empresarias gastronómicas María Elizeche y María Elena Vargas, así como de la muerte de un niño de 10 años a causa de una sobredosis de calmantes y la tentativa de homicidio de Juan Pedro Schaerer, el padre de Cristian.

– Búsqueda desesperada. “Sé que hay posibilidades de que esté muerto, no lo niego, pero vi ya tantos cadáveres en tantos estados, algunos calcinados, fui a tantas morgues, a tantos cementerios, estuve en tantas excavaciones, y no encontramos nada”, explicaba Pompeya. Desde el día uno en que desapareció su hijo que lo busca incansablemente.

– Juicios. En un primer juicio en 2009, el Tribunal Oral de Corrientes condenó a Cristian Carro Córdoba, señalado como uno de los jefes de la banda a 25 años, al igual que Raúl Salgán, alias “Caniche”. Gonzalo Acosta fue condenado a 16 años y Claudio Cornelli Belén, a 12 años. Todos como coautores de secuestro extorsivo agravado. Otros cinco imputados fueron absueltos pero recibirían penas de entre 11 y 18 años durante un segundo juicio en 2013. Los principales cabecillas de la banda –Rodolfo “El Ruso” Lohrmann y José Maidana– permanecieron prófugos hasta hoy a la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *