Levantan la veda para que estatales compren dólares y los bancos se llenaron de empleados públicos

La novedad sorprendió tanto a los trabajadores de los organismos del Estado como a los de las entidades financieras que recibieron el aluvión de personas que se hicieron presentes en las sucursales no sólo de la Ciudad de Buenos Aires sino también en diversos puntos del país.

Soplan vientos de cambio en la administración pública con el nuevo gobierno de Mauricio Macri. Y no se trata sólo de estilos, sino también de medidas concretas. Una de las primeras dejó conmocionada a gran parte de los estatales: levantaron la veda para comprar dólares.
Ocurre que, con la administración anterior, bastaba que los empleados de los organismos públicos ingresaran al sistema de la AFIP para confirmar que no podían acceder a una autorización para adquirir divisas.

Incluso, hasta los propios trabajadores del fisco nacional tenían vedada la posibilidad de comprar dólares para atesorar y la luz verde llegaba exclusivamente cuando el destino de los billetes era viajar fuera del país.
Pero claro, en estos casos existen varias restricciones: el valor es limitado y la divisa que se puede adquirir es sólo del país de destino (es decir, no se pueden comprar dólares si viajan a Uruguay o Brasil, por ejemplo). Pero, además, están obligados a devolver la moneda que no se utiliza en el extranjero.

Por este motivo, los bancos y casas de cambio cercanas a la Plaza de Mayo se vieron desbordados con la llegada de empleados públicos que aprovecharon la oportunidad para hacerse de divisas al tipo de cambio oficial.

Fuentes de las entidades financieras consultadas por iProfesional confirmaron que tuvieron más trabajo que de costumbre, aun considerando que por lo general los viernes son los días elegidos por varias personas para hacer operaciones bancarias de la semana.

La situación no fue exclusiva de la Ciudad de Buenos Aires, sino que también se repitió en varios puntos del país. En diálogo con este medio, un estatal de Córdoba aseguró que la noticia causó conmoción entre sus pares. Y advirtió que “todos salieron corriendo al banco para comprar dólares”.

No se sabe cuánto durará esta “primavera”. Pero queda claro que fueron muchos los empleados del sector público que se fueron a sus hogares este viernes con la tranquilidad de haber adquirido algunos dólares como para afrontar la futura devaluación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *