La AFIP empezó a pedir a algunos contribuyentes que entren en el blanqueo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP ) utilizará una batería de medidas para presionar a los contribuyentes a que ingresen en el blanqueo, que comenzará el mes próximo.
Así lo expresó el jefe de la AFIP, Alberto Abad , en diálogo con LA NACION, al aclarar que la principal herramienta con la que cuenta el organismo fiscal son los acuerdos bilaterales de intercambio de información tributaria (10 de ellos en forma automática), que ya permitieron detectar irregularidades entre 13.000 contribuyentes argentinos, incluyendo reconocidos artistas, deportistas y empresarios.
A ellos se les realizaron ajustes por 1100 millones de pesos.
Ayer se publicó la ley tras su promulgación; la semana próxima se conocerán los decretos y las resoluciones administrativas.
Allí se ratificará que la alícuota del blanqueo se deberá pagar en una sola cuota y que los contribuyentes investigados por las cuentas en Suiza, entre otros, podrán sumarse.
“Ya empezó la campaña de inducción en sectores sensibles, a través de bases de datos internacionales, información propia, inmobiliarias locales y del exterior, más el aporte de los convenios bilaterales y la que aportará la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (Ocde)”, explicó el funcionario.
La AFIP cuenta además con la venia de importantes bancos internacionales, que están “sugiriendo” a sus clientes argentinos que declaren sus fondos; en particular, los bancos suizos piden llenar un formulario para que esos clientes dejen en claro que han declarado sus fondos ante el organismo fiscal.
También es clave el diálogo con gobiernos como el de Suiza y Uruguay; en ambos casos hay convenios de intercambio de información a requerimiento, caso por caso, por ahora, aunque se busca que sea automático. Las autoridades tributarias uruguayas ya han empezado a brindar información a la AFIP -por ajustes y fiscalizaciones- y los suizos van en ese camino.
La AFIP tiene intercambio automático con los fiscos de Australia, Bélgica, Finlandia, Italia, Noruega, Nueva Zelanda, Holanda y Reino Unido.
“Para los gobiernos europeos es fundamental que se respete la confidencialidad y que no haya obligación de traer la plata al país”, explicaron fuentes de la AFIP.
Orgullosos, cuentan que la Argentina fue el primer país certificado en América latina en términos de la confidencialidad de los datos tributarios por la OCDE.
De los 100 países que firmaron el acuerdo de la OCDE, 50 comenzarán a intercambiar información en forma automática el año próximo (Francia, Alemania, España, Seycheles, Italia y Reino Unido, entre otros) y el resto en 2018 (Suiza, China y Japón, entre otros).
“El mundo no es el mismo que en el pasado, cuando se podían ocultar bienes, aunque muchos no lo entiendan; ahora, el mundo empuja al blanqueo”, expresó el director de la DGI, Horacio Castagnola.
Los países más atrasados en materia de cooperación son Estados Unidos -que tiene su propia norma, Fatca- y Panamá, entre otros.
La campaña de la AFIP se realizará por varias vías. Entre ellas en la página web del organismo cada contribuyente podrá consultar qué sabe la AFIP sobre sus bienes no declarados, en el país y en el exterior. Además, ya se iniciaron contactos con inmobiliarias locales y de Miami, Nueva York y Punta del Este, para saber las valuaciones de los departamentos en esas y otras plazas, de modo que, cuando blanquee, el contribuyente declare el valor correcto.
En paralelo, se lanzaron fiscalizaciones por inflar giros al exterior por prestación de servicios no declarados, por consumos con tarjetas de crédito no justificados, abusos en la utilización de los convenios para evitar la doble imposición, subvaluación de exportaciones e investigaciones sobre operaciones internas de los principales grupos económicos.
“Vamos hacia un nuevo pacto fiscal; el desafío es el día después del blanqueo para ver si el régimen muestra o no un cambio de conducta en la sociedad”, concluyó Abad.
Fuente: La Nación | Martín Kenenguiser

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *