Forever 21, entre las marcas que se preparan para llegar a la Argentina

Más de 40 empresas de indumentaria que ya están operando en otros países de la región, analizan instalarse en el mercado local.

GAP, Forever 21, H&M, son algunas de las firmas de “fast fashion” que en los últimos años desembarcaron con fuerza en Latinoamérica, pero por las restricciones económicas y de importación de insumos y bienes terminados, obviaron a la Argentina en sus planes de negocios.
Con la inminente eliminación de las Declaraciones de Anticipo de Importaciones (DJAI) prometida por el Gobierno para fines de este año, algunas de estas firmas comenzaron a mirar al mercado local con otros ojos.
La potencial flexibilización del cepo importador no pasó inadvertida para la cadena Forever 21, que pisó fuertemente en los últimos años en la región, abriendo locales en Chile, Brasil, Perú, Colombia, entre otros países.
Hoy cuenta con más de 600 sucursales repartidas en casi 50 mercados y una facturación superior a los u$s4400 millones, lo que la convierte en la quinta cadena de retail más grande de los Estados Unidos.
Ahora, la exitosa firma californiana inició las negociaciones con el grupo IRSA para instalar su primer local en la Argentina en el shopping Alto Palermo.
En Alto Palermo reconocieron las negociaciones con Forever 21 y se mostraron confiados en que en 2016 podrá convertirse en la segunda marca internacional que elige su centro comercial para instalar su tienda insignia. “Hace unos meses se ubicó Nike como una megatienda y ahora estamos entusiasmados con la posibilidad de que llegue Forever 21”, explicaron al matutino en el shopping porteño.

426360
Sin embargo, esta llegada de Forever 21 constituye la punta de lanza de lo que se espera como una verdadera invasión de marcas internacionales. Según un estudio de Colliers International -una consultora especializada en el mercado inmobiliario- hay más de 40 marcas internacionales del rubro que en los últimos años pusieron un pie en la región, pero que todavía no están en Buenos Aires.
La lista incluye desde propuestas más masivas, encabezadas por Forever 21, H&M, TopShop, GAP, y las nuevas propuestas de Zara, como Zara Home, Bershka o Stradivarius, hasta marcas mucho más exclusivas, como Burberry, Dolce & Gabbana, Gucci o Brooks Brothers que en el último tiempo se instalaron en Santiago de Chile, San Pablo o el Distrito Federal de México.
A estos nombres hay que sumar los de las empresas que estaban en el país y que en los últimos cinco años bajaron las persianas, como Armani, Ralph Lauren, Carolina Herrera, Salvatore Ferragamo o Escada.
“Buenos Aires cuenta con la demanda y, lo más importante para las marcas, es que ya demostró que es una plaza que responde ante una oferta más internacional. El problema pasa por el cepo a las importaciones y las trabas para girar divisas que desalientan a cualquier empresa extranjera. Cuando esta situación se normalice, las marcas van a venir, porque saben que rápidamente en Buenos Aires pueden vender más y ganar más plata que en Santiago o Bogotá”, aseguró a La Nación Marcelo Zuliani, director comercial de Colliers.
Como consecuencia de las políticas instaladas en los últimos años, que impactaron fuertemente en el sector importador, “hoy el mercado del lujo en Buenos Aires prácticamente no existe. La avenida Alvear entró en crisis y Florida está muy caída”, continuó el ejecutivo.
“Las marcas van a volver al país porque necesitan tener un pie en Buenos Aires por una cuestión de imagen. Una tienda en la ciudad funciona como un flagship que sirve para el posicionamiento de la marca ante el público argentino y los turistas extranjeros”, coinciió Marcelo Sorzana, director de la consultora Surreal.
“Forever 21 o H&M, que es otro de los nombres que también está sondeando el mercado argentino, afuera son marcas muy accesibles y dirigidas a la clase media. Y su llegada al país va a obligar a muchas marcas locales masivas para reconfigurar su posicionamiento”, adviertió el empresario inmobiliario Pablo Pini.
Muchas de estas firmas cuentan además con una ventaja antes de arrancar: de la mano de los viajes de compras a los que se habituaron muchos argentinos, en medio de las restricciones para el consumo a nivel local, se volvieron nombres conocidos antes de llegar. “En el caso de que marcas como H&M, Gap o Forever 21 decidan instalarse en Buenos Aires, la ventaja que tienen es que ya son muy conocidas por gran parte del público”, aseguró Constanza Laniado, del blog Viajaromorir.com, que se especializa en ofrecer consejos útiles para turistas.
Batalla por los locales
En este contexto de virtual levantamiento del cepo importador, en el sector inmobiliario esperan una mayor demanda de locales comerciales, en medio de una situación de vacancia en los shoppings y las principales arterias comerciales sigue siendo relativamente baja.
“El mercado porteño continúa mostrando un nivel de vacancia de un dígito en los principales corredores y hay zonas como Acoyte y Rivadavia donde hay lista de espera para entrar. Esto significa que, cuando aumente la competencia internacional, los precios de los alquileres van a tender a la suba y ya hay mucho interés tanto de bancos como de marcas que buscan posicionarse ante una eventual reactivación como de parte de inversores que apuestan al negocio de la renta”, explicaron desde Colliers.
Desde los shoppings coincidieron en destacar el cambio en el ambiente de negocios que empezó a notarse tras el triunfo de Mauricio Macri. “El mercado argentino nunca dejó de ser atractivo para las marcas y con un cambio de gobierno se van a desempolvar los proyectos para instalarse en el país”, dijo Martín Malara, socio de Retco, una operadora de centros comerciales que también avanza con sus proyectos de nuevos shoppings. “Ya tenemos confirmado un centro comercial en Campana y otros dos a nivel nacional”, sostuvo el empresario de los shoppings.
Pero para los shoppings las novedades en materia de potenciales nuevos inquilinos no se terminan en el rubro de la indumentaria. Hay varias marcas internacionales de comida rápida que ya pusieron un pie en la región y están mirando con ganas al mercado argentino.
La lista incluye algunos viejos conocidos como Dunkin’ Donuts, Pizza Hut o Domino’s Pizza -que tuvieron pasos no muy exitosos por Buenos Aires en la década del 90- y otras propuestas como las norteamericanas Carl’s, Cinnabon, China Wok o Cheesecake Factory. De la región podrían desembarcar la cadena de cafeterías Juan Valdez o la cadena de fast food Tanta, creada por el reconocido chef peruano Gastón Acurio.
Marcas en el “vecindario”
Más de 40 marcas desembarcaronn en países vecinos, según un relevamiento de Colliers International:
-México (32)
Gap, H&M, Banana Republic, Best Buy, Macy’s y Saks Fifth Avenue son algunas de las que están en el país azteca
-Brasil (31)
Forever 21, Gap, TopShop, Pizza Hut y Brooks Brothers, entre las principales.
-Chile (28)
H&M, Forever 21, Gap, Kenneth Cole y Banana Republic, entre otras, están en los shoppings trasandinos
-Colombia (19)
Dunkin’ Donuts, Forever 21, Banana Republic, Kenneth Cole y Gap ya avanzaron en la tierra del café
-Paraguay/Uruguay (17)
Aldo, Desigual, Pizza Hut, Forever 21 y Gap, entre las principales marcas que están en Montevideo y Asunción
-Perú (13)
Cole Haan, Kenneth Cole, H&M, Gap y Forever 21 decidieron poner un pie en Perú y algunas miran a Buenos Aires
Apuntando a un segmento más alto, también abrieron en países vecinos Michael Kors, Marc Jacobs o Kenneth Cole. En tanto, Santiago y San Pablo fueron las ubicaciones elegidas por Dolce & Gabbana, Gucci o Prada, que también miran a Buenos Aires, apuntó La Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *