Estafas virtuales: mensajes por Whatsapp y el prefijo 0261, ¿cómo evitarlas?

Proliferan los intentos de delitos informáticos, y la popular plataforma de chat no está limpia de ellos. Qué precauciones tomar.

Los delincuentes virtuales utilizan las nuevas tecnologías para adquirir información y realizar consiguientes secuestros telefónicos o premios falsos, técnicas ya conocidas. Pero la novedad radica en el uso del Whatsapp, la más popular aplicación de chat, como anzuelo.

Todo puede comenzar con un mensaje inocente como cebo, como por ejemplo un simple “Hola” o un “Agendá mi nuevo número”, que muchas veces, ante la credulidad del receptor del mensaje, suelen obtener datos fundamentales para idear el delito, como el nombre e incluso el domicilio.

Por ello, especialistas en seguridad informática aconsejan no contestar ése tipo de mensajes genéricos si el contacto es desconocido y bloquearlo. Además, la alarma debe estar más encendida aún si se trata de un número comienza con el prefijo 0261, característica de Mendoza. Aquellos cuatro números confirman que se trata de estafadores convictos.

“Estamos ante estafadores. Lo primero que decimos desde la Policía, es que no respondan. Casi siempre son mensajes o llamados que realizan desde las cárceles presos, quienes tienen cómplices afuera. Son estafas virtuales”, explica el comisario inspector Reynaldo Farías, jefe del Departamento de Delitos Económicos de la Policía de Córdoba, en diálogo con Clarín.

Y agrega: “Mandan mensaje y la respuesta ya le ponen nombre y apellido a ese número. De acá a un mes, o dentro de seis meses, se contactan nuevamente con usted y ahí se produce el intento de estafa.”

Los delincuentes cuentan con una amplia guía de números de teléfono, a la que le van anexando nombres, apellidos e incluso domicilios a partir de las respuestas de esos mensajes vía Whatsapp que suelen ser respondidos.

Pasado un tiempo llaman a su potencial víctima por su nombre y comienza el ardid: “Hay varios tipos de estafas, pero las más comunes son los secuestros virtuales y los premios falsos”, explica el comisario inspector Farías.

Por ello, la medida de seguridad más efectiva para evitar sufrir estos delitos es no contestar ningún tipo de mensaje de un remitente desconocido, y menos si su número comienza con 0261. En caso de insistencia, comunicarse con la Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *