En abril aumenta Autónomos, pero siguen sin actualizarse las categorías

La suba es de 15,35%. Los nuevos valores, las categorias y que pasa con los atrasados.

control-AFIP-informacion-contribuyentComo sucede dos veces al año, por el ajuste de la movilidad jubilatoria, en la primera semana de abril se registrará un aumento en las cuotas de autónomos. El incremento en los valores de las mensualidades será del 15,35%; sin embargo, de la misma manera que ocurre dentro de todo el sistema tributario, los ajustes no son justos ni parejos. Esto es así porque las cuotas a abonar “religiosamente” se vienen actualizando desde el año 2007, habiendo variado en todos estos años un 619%, pero el monto de los ingresos brutos anuales que se consideran para definir la categoría de encuadre siguen sin modificarse desde ese año.

Esto produce que, por efecto de la inflación, suban nominalmente los ingresos que perciben los contribuyentes individuales; sin embargo a pesar de esto, no se ajustan los parámetros de encuadre de las categorías de inscripción de autónomos.
Los nuevos valores:

En los vencimientos, que van del 4 al 8 de abril, la variación que habrá en las cuotas es la siguiente:

La Categoría I pasa de $ 797,50 a 919,92; la Categoría II de $ 1.116,50 a $ 1.287,88; la Categoría III de $ 1.595,02 a 1.839,85; la IV de $ 2.552,02 a 2.943,76 y la categoría V de $ 3.509,02 a $ 4.047,66.

La cuota de los aportantes menores de 21 años pasará a costar $ 919,92, para los jubilados que continúan en actividad $ 776,18 y para las amas de casa será de $ 316,22.
Las categorías vigentes:

En la categoría I se incluyen las personas físicas que ejercen profesiones liberales u oficios y los productores de seguro, con ingresos anuales que no superan los $ 20.000. También, figuran dentro de esta categoría los comercios que facturan, anualmente, hasta $ 25.000. Si las actividades mencionadas superan esos topes de ingresos, pasan a aportar por la categoría II. Por otro lado, los directores, administradores y conductores de sociedades, con rentas hasta $ 15.000 anuales se encuadran en la categoría III; los que tienen ingresos que van entre $ 15.001 a $ 30.000 pasan a la IV y por último los que superan los $ 30.000 figuran en la V.

La recategorización tiene que realizarse antes de fin de mayo de cada año, en la medida que varíen los montos de los ingresos anuales. Este trámite se hace ingresando dentro de la opción ” Sistema Registral/ Empadronamiento y Categorización de Autónomos”, que funciona desde la página Web de la AFIP. Luego, los nuevos valores de las cuotas influyen en los vencimientos que operan a partir de junio de cada año.
Los atrasados:

Para los que registran atrasos, el reciente plan que aprobó la AFIP (RG 3827) permite incluir toda la deuda a pagar en 20 cuotas, con una tasa de interés mensual del 2,32%, no pudiendo cada cuota ser inferior a $ 500. Otro punto, en contra de los contribuyentes, es que si tienen que abonar cuotas atrasadas, al contado o mediante un plan de facilidades de pago, el valor de la deuda del capital tendrá que ajustarse con el interés resarcitorio, que aplica la AFIP, calculado sobre el importe actualizado de la cuota; o sea, existiendo de esta manera una doble penalidad.

Los que adhieren al débito de la mensualidad, en la cuenta bancaria o en la tarjeta de crédito, tienen el beneficio de devolución de una cuota anual, correspondiente al componente del aporte, en los meses de febrero de cada año, beneficio dado originalmente por la RG 1804 de AFIP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *