Cycling: siete razones para bajar del auto y andar en bicicleta

Dejar el sedentarismo y convertirse en ciclista tiene múltiples beneficios. Cuáles son

El viento en la cara y la posibilidad de ir casi por cualquier camino, entre otras razones, convierten el andar en bicicleta en una experiencia liberadora. Además, este momento gratificante tiene beneficios para la salud. La revista Women’s fitness reveló algunos de ellos:

1 – La bici, aliada para liberarse del estrés

El automóvil siempre ha sido visto como una herramienta para ahorrar tiempo y, a la vez, como un sinónimo de comodidad. Sin embargo, el incremento del parque automotor en las ciudades, las grandes atascamientos de tráfico, piquetes, cortes y demás cambiaron totalmente la manera en que se vive el viaje. En ese sentido, son muchas las personas que se estresan e irritan.

La bicicleta permite moverse por la ciudad con mayor libertad, pudiendo evadir los embotellamientos. Así, el viaje pasa de ser un problema para convertirse en un momento de relajación, en el que se puede disfrutar un poco más de la ciudad y despejar la cabeza de ideas perniciosas.

2 – Mejorar la forma física

Andar en bici es un gran ejercicio cardiológico. Una manera de entrenar que permite pasear, detenerse, descansar y volver a empezar. Si se lo mira desde esa perspectiva, se pueden armar rutinas de trabajo fit con distintas intensidades de pedaleo. Además, tiene la gran ventaja de que la sesión de entrenamiento puede terminar en la puerta de su casa.

Además, un estudio de 2011 publicado por el British Medical Journal reveló que pedalear por 32 kilómetros por semana eran un 50 por ciento menos propensos a desarrollar complicaciones cardiovasculares.
Alejarse de la ciudad para respirar aire libre, otro de los beneficios
shutterstock

3 – Agrega años a su vida

Un estudio de la Universidad Bispebjerg de Copenhague, Dinamarca, que se realizó durante 20 años demostró que aquellas mujeres que viajaban a su trabajo en dos ruedas, realizando un esfuerzo, viven 3,9 años más que aquellas que lo hacían de manera relajada.

4 – No castiga las articulaciones

La naturaleza de impacto bajo de ciclismo lo hace un deporte accesible para los que tienen riesgo de sufrir lesiones en las articulaciones. El personal trainer inglés James Hewitt comentó: “Andar en bicicleta puede ayudar a alcanzar los objetivos de salud y fitness que otros ejercicios que son más técnicos, pero que implican un esfuerzo más grande, como levantar pesas o correr”.

5 – Otorga una dosis extra de energía

Cuando se realizan ciertos ejercicios el cerebro libera dopamina, un neurotransmisor que esta ligado a la sensación de placer, por lo que la sensación de felicidad aumenta. Según Psychotherapy and Psychosomatics Journal la dopamina producida, al usar la bicicleta, incrementa en un 20% los niveles de energía al mismo tiempo que se reduce en un 65% la sensación de fatiga.
Ya sea por ejercicio o para ir a la oficina, siempre es útil
shutterstock

6 – Ayuda a mejorar el sueño

Los que no deseen hacer de la bici una herramienta de entrenamiento también pueden tener beneficios. Uno de ellos es que con una sesión de media hora de pedaleo se prepara el camino para dormir mejor.

El profesor Jim Horne de Loughborough University’s Sleep Research Centre explicó que “la luz solar que se recibe al pedalear ayuda a regular el ritmo biológico al mismo tiempo que reduce los niveles de cortisol, una hormona liberada por el estrés, promoviendo el sueño profundo regenerativo”.

7 – Es mejor para el medio ambiente

Es una manera de luchar contra el cambio climático al bajar las emisiones de carbón que causan tanto daño. Un estudio de la Federación de Ciclistas Europea encontró que podrían bajar sus emisiones de C02 en un cuarto, si sus ciudadanos anduviesen en bici como lo hacen los daneses.

En Dinamarca, una persona promedio pedalea alrededor de 965 kilómetros al año, mientras que el británico apenas llega los 74km.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *